viernes, 2 de agosto de 2013

Sakura

La placida lobreguez en tu corazón partido,
Gritos acallados por los ángeles mortecinos,
Flor de cerezo no necesitas el paraíso.

Al filo el puñal atraviesa tus frágiles alas,
Para acurrucarme muestras tu oscuridad helada,
En la paz de tus sueños de la luna las miradas.

A través de tu tristeza cerca de tu abadía
Donde los susurros murmullarán muerte; elegía,
estaré en la niebla, recostando en tu analogía.

Desaparece en el cielo las flores de cerezo
Mientras tanto un ángel interpreta en el arpa un rezo
Sakura, en exhalación de tu cuerpo permanezco.



14 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Sonsoles, :) me encanta que te haya gustado! Saludos!

      Eliminar
  2. Maravilloso, me ha encantado. Escribes precioso, Juan! De verdad me alegro que tengo la oportunidad de leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Sandra, agradezco infinitamente tus amables palabras, y es un honor que te guste este mi hacer! Abrazos!

      Eliminar
  3. Sakura!! flower! siempre das con el toque preciso y hermoso,pintas de manera delicada juan! enamoras! jiji hay que cuidarse de ti! no exagero... tu sensibilidad a flor de 'lengua y letras'' siempre! saluditos de chocolate!
    aclaro ''enamoras los sentidos poeticamente''...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lelis, Me halagas inmensamente, yo sólo intento expresar lo que siente mi alma, y por supuesto como lo has notado muy a mi estilo! Saludos de chocolate !

      Eliminar
  4. QUE BELLEZA...."Flor de cerezo no necesitas el paraíso" Wuauuuu....Pocas mis palabras para expresarte cuanto me gustó,eres un gran poeta,desde mi palco aplaudo esta bella cadencia en tu versar FELICIDADES POR ESA INSPIRACIÓN,Saludos,gritos de emoción y abrazos sin distancia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María es un honor recibir tus palabras, desde este humilde lugar agradezco infinitamente, y hago una reverencia ante tal halago, saludos y abrazos sin distancia,

      Eliminar
  5. En estas latitudes donde reina el verano, da gusto leer un poema tan cálido que adormece el alma y hace soñar con ángeles terrestres. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Teresa agradecido por tus palabras, acá el sol se ha escondido creo que anda de huida! Un abrazo!

      Eliminar
  6. Precioso poema, me encnanta como escribes. Un beso

    ResponderEliminar