sábado, 10 de septiembre de 2016

Lágrima de lobo

Miro desde mi oscuridad
Los trozos de existencia
Qué he dejado.

Cada pedazo de vida
Cada sensación asesinada,
Ya no hay sangre.

Las cartas que mis labios
No han escrito
       Se incineran
             Dentro de mi.

El corazón enjaulado
En mi pecho
      Con barrontes de hueso.
Tan oscura es la jaula,
Que no sé sí aún esté ahí.

Los sentimientos
        Tan aletargados,
Que mis ojos
         Han quedado vacíos.

Busco comprender
Y me miro al espejo.
Ya los miedos se han ido.
            

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada