lunes, 21 de octubre de 2013

Hagamos que valga la pena

A mí no me engañas, hueles a soledad
A esa soledad en compañía
La que ata tus días a la cotidianidad.

Mis pensares rondan la ilógica
Lenguaje computacional extraño
Mitad binaria mitad locura.

A veces una notas disonantes
Para atraer tu mirada
Y sabes que eres tú la destinataria.

Sé que sueñas más allá de la luna
Yo he estado en los más recónditos 
Lugares, donde nacen las ideas.

Queda silente la lluvia
Mientras tú
Quieres bailar bajo ella.

Mi soledad es mía 
Yo no soy de ella,
Me acompaña no me posee.

Se sienta a la mesa y charlamos,
Sonreímos y nos desquiciamos,
¿Qué haría ella sin mí?

Ven conmigo acompañémonos
En esta soledad compartida,
Hagamos que valga la pena.


4 comentarios:

  1. "Yo he estado en los más recónditos lugares,donde nacen las ideas..." "Mi soledad es mía yo no soy de ella" MUY HEMOSO...Tocando mi alma,Gracias Juan por esa magia que encierran tus palabras,Abrazos saludos y aplausos desde mi palco :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, como siempre agradecido por tus palabras y tu paso por este humilde planeta, haciendo una reverencia, abrazos y saludos !

      Eliminar